Vocación productiva: ¿Cuál es la región que proyectamos?

Por: Isabel Charlin

Actividad organizada por la UBB y Chile Descentralizado dio pie para analizar las opciones que tiene el territorio para desarrollarse. También se pueso énfasis en que la nueva institucionalidad regional que debutara en 2021 requiere mejoras.

El primer Encuentro Regional de Ñuble, organizado por la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad del Bío-Bío, en conjunto con el Centro de Estudios de Ñuble, La Fundación Chile Descentralizado, La Corporación de Adelanto y Desarrollo de Ñuble y la colaboración de LA DISCUSIÓN; abrió el debate en torno a los desafíos que tiene la región, luego de cumplir un año de vida.

Un panel, conformado por senadores, autoridades locales, académicos y representantes de los gremios abordó la proyección del territorio, centrando el debate en las oportunidades que debemos aprovechar; la necesidad de ampliar nuestra matriz productiva y el horizonte que nos presenta para desarrollar nuevas áreas.

También una oportunidad para abordar el cambio de institucionalidad regional que se nos avecina, con la elección de gobernadores regionales. Ya no hay marcha atrás, y se puso énfasis en la necesidad de perfeccionar la normativa que entrará en vigencia el 6 de enero de 2021, cuando se asuman los jefes regionales electos.

¿Que queremos ser?

María Eugenia González, decana de la Facultad de Ingeniería Agrícola de la U. de Concepción, sostuvo que la Región de Ñuble plantea un gran desafío y oportunidad desde la producción de alimentos.

“Tenemos características demográficas muy particulares, una altísima ruralidad y migración, y un envejecimiento de la población. Sin embargo cuando miramos características agroclimaticas, las expectativas aumentan. Tenemos zonas productivas con gran valor patrimonial, como el valle del Itata y sus vinos; las castañas en El Carmen; la producción frutal, etc. El cambio climático nos ha dado la oportunidad de traer nuevos cultivos, por lo tanto, hay muchas oportunidades” dijo.

La pregunta, agregó, es cómo queremos diferenciarnos. “Ahí hay algunos aspectos relevantes como la producción sustentable. Debemos tener una agroindustria procesadora moderna, que este manejada con optimización energética, energías renovables, re utilización del agua. También hay que darle un valor agregado a los sub productos. Hay un gran desafío por delante, y ahí las universidades están llamadas a jugar un rol importantísimo, que depende de la articulación que se logre con el mundo público”, asevero.

30, 6% de la población rural de Ñuble. La mirada de desarrollo debe ser desde esta perspectiva y no desde una nacional.

Patricio Poblete, presidente de la Corporación de Adelanto y Desarrollo de Ñuble, cree necesario, en tanto, trabajar en la consecución de incentivos tributarios.

“Es necesario en Ñuble, así como se hizo en Valdivia o en Arica, concretar algunos incentivos que promuevan la inversión local, que atraigan empleo. Hemos explorado la posibilidad de incorporar un crédito especial que fomente la inversión local, o aplicar en la agricultura incentivos que han funcionado muy bien en la Araucanía”, afirmo.

Desde el Consejo Regional, su presidente, Javier Avila, cree que las tareas que vienen pasan por la internacionalización de la región.

“Debemos vincular la producción y los servicios con mercados de mayor valor, y trabajar en una articulación de la producción. Vamos a abrir mercados, pero ¿Que les vamos a vender? tenemos una agricultura atomizada, pequeña, por lo que debemos hacer un esfuerzo y seguir apoyando los programas de INDAP, y teniendo la capacidad para generar programas propios para darle potencia a la pequeña y media agricultura”, aseveró.

Para el senador, Felipe Harboe, es necesario definir nuestra visión de región.

“¿Seremos productivos? ¿Sustentables? ¿Ambos? ¿Tendremos vocación turística? ¿Agroindustrial? ¿De servicios? ¿Tecnológica? ¿Que haremos con la costa? ¿Será productiva y turística? ¿Como vamos a ordenar el territorio? ¿Que ofrecemos a los inversionistas para que vengan? Tenemos la misma estructura tributaria del resto del país, un 24% de caminos pavimentos, versus el 36% del país,; tenemos un problema de falta de capacitación del recurso humanos; tenemos un problema estructural de institucionalidad, pues los municipios carecen de recurso humanos para elaborar proyectos de calidad, y adicionalmente, tenemos un sector productivo atomizado. El profesor Renato Segura planteó una idea tremenda que es crear en Ñuble una Zona Franca Agroindustrial, para que acá exista un beneficio tributario para quienes realicen actividad agroindustrial”, manifestó.

El senador Víctor Pérez puso énfasis en la necesidad de mirar de Ñuble desde su ruralidad y no desde una óptica nacional.

“El poder central tiene gran injerencia, por ello es necesario contar con el apoyo de éste para avazar. Pero ésta es una región rural, que tiene que permanecer rural y que tenemos que mirarla desde la ruralidad, por lo que hay que fortalecer esta institucionalidad rural para que la gente vea aumentadas sus posibilidades de desarrollo y no emigre”, afirmó.

Nueva institucionalidad regional.

Otro punto que abordó el panel, fue el cambio de institucionalidad que vivirán las regiones a partir de 20121, con la llegada de los gobernadores regionales electos ¿Será realmente un cambio para Ñuble?

“¿La institucionalidad que se nos viene es lo suficientemente fuerte para enfrentar los desafíos que se nos vienen? La respuesta es no, y creo que incluso, puede ser mas regresiva, pues elegiremos un gobernador regional con atribuciones escasas y supeditadas al control del nivel central, por lo que nuestra ruralidad también tendrá dificultades. Se hace indispensable, en los próximos meses, mejorar nuestra institucionalidad y nuestras normas, para permitir que la mirada que queremos  tener de Ñuble tenga cabida”, manifesto el senador Víctor Pérez.

Por otra parte añadio, “¿es posible para una región llevar adelante el progreso sin la posiblidad de construir y contar los servicios publicos propios? Ése es el debate más importante, pues tendremos un gobernador elegido que tendrá recursos, pero no servicios que permitan ejecutar de una manera consistente los programas que la ciudadanía vote año a año” planteó.

Para el senador, Felipe Harboe (PPD), la primera pregunta que hay que hacerse es qué tipo de desarrollo quiere tener Chile, pues a su juicio, no existe una visión común.

” Hay quienes plantean que el desarrollo debe hacerse desde el centro,  y otros, que creemos que el desarrollo de Chile se debe hacer desde el territorio. Yo dudo que el Estado o la política estén dispuestos a cumplir con el compromiso de descentralizar, y lo digo porque cuando se observan las modificaciones graduales que se han hecho, siempre se mantiene la cuota de poder en Santiago”, sentenció.

Fuente: La Discusión.